Seleccionando personas

Los tiempos han cambiado. En estos días me he visto en la tarea de valorar y elegir a profesionales para varios puestos, propios y externos ligados en mayor o menor medida a la difusión en digital de contenidos. Todos sabemos que en la era digital, la aparición de nuevos puestos de trabajo relacionados con el social media y los canales digitales aplicados a las necesidades cambiantes de las empresas son todo un horizonte de posibilidades.

Y es en este escenario es cuando ahora miro hacia atrás y me veo a mí mismo tratando de convencer a un empresario que no importaba cuántos títulos de más o de menos llevase en mi carpeta; que mi verdadero interés era ayudarle a remar en su barco. Ese firme propósito de tratar de trabajar desde mis funciones a quién me contrataba debía ser catalizador de una decisión favorable según mi parecer. Unas veces así fue y otras no.

A día de hoy, cuando tengo que elegir a miembros de mi equipo, y después de haberme equivocado numerosas veces en estas materias, valoro mucho más la predisposición al trabajo duro, la necesidad de superarse y la ambición de lograr metas altas, que la multitud de papeles, epígrafes, titulaciones e históricos que me muestran. Ojo, esto no quiere decir que la formación no sea importante. Creo que es una base fundamental para aportar rigor y pilares en los trabajos que se encomienden. Pero con la multitud de canales, posibilidades de formarse y actualizarse constantemente son inagotables y, tal vez, me indique mucho más de la avidez de conocimientos de un aspirante el hecho de estar en esa línea que el pasar por lo convencional únicamente.

Me sorprendí a mí mismo también preguntando por las cuentas de twitter de los candidatos. Ni de lejos tratando de juzgar sus contenidos pues bien sabéis todos que puedo estar mezclando un artículo de este blog con un comentario sobre fútbol o una foto de sushi en mi timeline. No es una cuestión de encontrar banalidades o desatinos en las cuentas de los candidatos, sino más bien ver que para ellos estos medios digitales sí tienen una función importante en su vida y en su día a día. Soy un creyente de la frase “El twitter es mío y con él hago lo que quiero”. Sí, pero haz. Construye, escribe y crea una identidad en tus perfiles sociales. Son una de tus mejores cartas de presentación. No aspiro a conocer a un aspirante a un puesto de trabajo a través de una entrevista de 30 minutos, pero sí puedo rescatar su interés en estos medios a través de su actividad en ellos. Podremos luego estar de acuerdo o no en el uso de sus redes sociales y ahí entrará la profesionalidad con la que se adapte a las estrategias y lineamientos marcados.

Así que no te lo pienses: Alimenta tus redes, comparte, crea y relaciónate en ellas, pues con el tiempo estas serán un aval más en algún que otro proceso de selección del tipo que sea. Al menos para mí! 🙂

P.S.: Si alguno estáis interesados en trabajar con nosotros, podéis contactar conmigo por cualquier canal contándome algo de vosotros, vuestros interéses y especialdiades.

Foto: Atardecer en Quito con vista a la punta del nevado Cayambe.

Posted on by GM in Blog Leave a comment

Add a Comment