Momentos de viraje

Más de un mes sin escribir por aquí no tiene perdón. Espero que sepáis entender que la vorágine del día a día me absorbe, y no es por falta de tiempo para escribir, sino por falta de tiempo para condensar tantas ideas y acontecimientos en formato post. En los últimos meses nos encontramos inmersos en un cúmulo de trabajos que van queriendo con legitimidad ocupar sus espacios temporales en nuestro equipo y expandirse y nosotros, especialistas en milagros social medida, hacemos lo posible por conseguirlo.

 

Hace un par de días, amanecía con un email que realmente me estremeció por dentro. Un buen amigo mío, con el que hemos encarado proyectos de una densidad importante, cambiaba su rumbo para centrarse en un esquema de producción más autosuficiente, a la vez que daba un giro enorme a su vida. Más allá de lo agridulce de saber que había destinado muchísimo esfuerzo a sus valiosísimos proyectos, como pocas personas que conozca, me sentía de alguna forma reflejado en su necesidad de virar con alguna época pasada, pero reciente en mi memoria, en donde también las circunstancias del momento me obligaron a tomar un rumbo que no era el decidido, pero era el que tocaba. Lo curioso de estos momentos en los que te dedicas a lo que no tenías previsto para continuar, es que son temporales, te enseñan y te enriquecen como no esperabas que sucediera. De ahí, la vida suele volver a mostrarte por dónde puedes volver al camino que quieres retomar, si estás atento.

Hay que aprender a ver las cosas como coyunturas temporales. No existe el “a él le va bien y a mi me va mal”. Es sólo temporal. Las cosas cambian, y más ahora, a una velocidad asombrosa y las oportunidades se suceden de las formas más impredecibles. En el caso de mi amigo, es un triunfador nato, y estoy convencido que el momento que atraviesa sólo le está preparando para un nuevo logro más en su historia. Así como a todos nos pasa más o menos veces en nuestra carrera por emprender y lograr nuestros sueños.

Foto: Atardecer en el Parque de Cumbayá en Quito

Posted on by GM in Blog Leave a comment

Add a Comment