Mis impresiones sobre iTunes Match de Apple

macbookair-ecuador

Voy a comenzar el año cumpliendo uno de los propósitos que a nivel particular me había hecho para este blog en 2015. Quiero ampliar las temáticas de mis comentarios y salirme un poco de los marcos establecidos en el blog para hablar de otras cosas que nos amplíen la conversación y, por qué no, divertirnos por el camino.

Que soy un “novelero” de Apple ya no se os escapa a ninguno. Disfruto de la tecnología como muchos y reconozco que es una de mis grandes debilidades. Desde siempre, disfruto de las conexiones holgadas a internet, de las grandes pantallas y de las capacidades multitarea que ofrecen mis dispositivos.

 

Mis primeros contactos con los ordenadores, tras aquel Comodore VIC20, fueron los 3 sucesivos Macs que mi madre compró. Recuerdo con cariño cargar el FileMaker en 14 o 15 diskettes de 3 1/2… Posteriormente, cuando pude, compré mi primer ordenador, que por presupuesto y por entorno de amigos, fue un PC “clónico” de entonces, comprado por piezas. Fue el primer ordenador que monté pero desde luego no el último… 🙂 También recuerdo como llegó mi primer Google Nexus 1 a casa, después del episodio que comento muchas veces en mis charlas con un conocido operador de telefonía español. Estuve distanciado del ecosistema Apple hasta que hace unos años compré la MacBook Pro al poco de llegar a Ecuador. Unos meses más tarde, un iPhone 4S que se convertiría en el primero de la lista sucesiva que he disfrutado.

Por otra parte, llevo coleccionando música desde los tiempos pre-Napster, creando una colección relativamente interesante. La llegada de Spotify relegó mi colección de MP3 durante una temporada, pues los servicios Premium de esta plataforma satisfacían mis necesidades musicales diarias a un precio muy razonable (Aquí en Ecuador, la tarifa es de $5.99 dólares americanos).

Pero lo cierto es que a los servicios de música en streaming aún les falta entender al “coleccionista que llevamos dentro”, y las necesidades de gestionar y perfeccionar nuestras colecciones musicales.

Este año lo comienzo contratando el servicio iTunes Match, que por $24.99 dólares anuales, permite sincronizar tu biblioteca musical de iTunes en todos los dispositivos Mac e iOS que tengas, vía iCloud.

El proceso es realmente sencillo y ofrece grandes ventajas para mi. De entrada, iTunes Match explora tu colección de música y la compara con las canciones de la infinita iTunes Store. Todas las canciones de tu colección musical que coincidan con las existentes en la tienda de Apple, pasan automáticamente a formar parte de tu colección en iCloud y disponibles instantáneamente en todos tus dispositivos. Aquellas canciones que no se encuentren entre las que Apple tiene en su catálogo, son subidas a tu cuenta. Esta segunda parte del proceso es algo lento, pero realmente son muy pocas las canciones que iTunes Store no tiene de mi colección, por lo que no se demoró mucho. La capacidad de este servicio es de 25.000 canciones. Para que os hagáis una idea, la mía, tras unos 20 años de colección es de 36.000. Otra ventaja es que todas aquellas canciones o álbumes que hayáis comprado en la iTunes Store no ocupan parte de ese “cupo” de 25.000 canciones de iCloud.

Una vez subidas y sincronizadas todas las canciones, activas en las preferencias de Música de tus dispositivos iOS la opción “Match” y voilá! todos tus discos están disponibles en streaming para ser escuchados y con la posibilidad de descargarlos para disfrutar de ellos sin conexión.

El servicio para mí es una maravilla y está más que amortizado desde el primer día. Como todo en Apple, muy logrado en su sencillez. Lo recomiendo para todos los applemaníacos amantes de la música sin dudas. Por si acaso, este artículo no está patrocinado. 😉

¡Feliz y musical 2015!

Foto credit: Claudia Guerrero en Brown Sugar, Quito.

Posted on by GM in Blog Leave a comment

Add a Comment