El último post del año 2013

Hoy me apunto a la moda del “último post del año”. Llevaba muchos días queriendo sentarme un rato a compartir contigo mis pensamientos acerca de qué pasó este año y qué nos depara 2014 pero en estas fechas intento siempre estar con mi familia y amigos en España y la agenda se aprieta tanto que encontrar un hueco para sentarte a escribir es misión imposible.

Este año lo comencé en Nueva York, con unas vistas increíbles a Central Park y lo cerraré en la Puerta del Sol de Madrid. Entre estos dos momentos han pasado un sin fin de acontecimientos que marcarán inevitablemente el resto de mi vida.

En lo profesional, este ha sido el año en el que concluimos con éxito nuestra asesoría y gestión de estrategia de comunicación y aplicación en digital de nuestro trabajo para uno de los principales partidos políticos que se presentaba a las elecciones generales en el Ecuador. Los resultados fueron buenos y la experiencia el mejor máster de mi vida. De este evento han quedado buenos amigos y muchos recuerdos que atesoraré siempre. Además, ha sido la puerta de entrada para acometer este servicio de nuevo en el país en forma de asesoría estratégica para importantes actores del panorama político, labor que me entusiasma particularmente por la complejidad de las derivaciones, así como lo completa y complementaria que se hace la labor de la agencia en el día a día de la aplicación de aquella.

He tenido el orgullo de seguir al frente de la comunicación estratégica y digital de varias de las primeras marcas del país, incluyendo campañas, planificación, desarrollo, gestión del social media, buenas colaboraciones y gestión de medios digitales para estos que en muchos casos ya son más que clientes y me permito públicamente llamarlos amigos. Realizamos en seminario X3M Fight (Nótese el término X3M “ex-three-em” nacido de la imaginación de mi buen amigo José Díaz, creador de otros términos similares como su muy prestigiosa Fightlosofía) trayendo por primera vez un evento de Eskrima Filipina y Artes Marciales Mixtas al Ecuador y permitiendo a José conocer este maravilloso país.

Hemos crecido como grupo humano. Hoy el equipo que trabaja conmigo es más capaz, más responsable, más cohesionado y más profesional que nunca. Muchas han sido las adversidades que hemos atravesado juntos y mucho hemos aprendido. Si de algo nos sirven los retos es para probarnos a nosotros mismos capaces de superarlos. Esto ha sido un hecho para todos los que hoy trabajamos en SOASTEC.

Tenemos un futuro alentador y lleno de oportunidades. El mundo “gira raro” últimamente, pero muchos ya sabéis que para mí, hacer lo que hago es una cuestión de determinación personal mucho más allá que de avatares circunstanciales del destino. Me dedico a algo que cuando empezaba no tenía nombre, y que hoy cada uno lo bautiza como quiere (recuerdo con cariño la primera vez que me pararon en un centro comercial de Quito y me preguntaron “¿Tú eres el chico de internet?¿Verdad?”) pero que como he comentado antes cimento en aportar innovación y que me gusta pensar que me convierte en un aliado estratégico en la comunicación y marketing digital para mis clientes (Gracias Emilio por el término 😉 ). 2014 viene cargado de proyectos, magníficos todos ellos, colaboraciones, productos de innovación a aportar a las estrategias y acciones que llevemos, y, sobretodo, retos. Nuevos retos que nos llevaran a escribimos este post sorprendido de nuevo por el año vivido.

En lo personal, también un año único e irrepetible. Me casé con la mujer de mi vida. Cómplice de todas mis locuras, me acompaña desde hace tiempo pero por primera vez, encontré a alguien capaz de cambiarme desde lo más profundo a mejor. Ella me convierte en mejor persona, perdona mis defectos y potencia lo bueno de mi. He podido conocer mucho más profundamente el Ecuador, conocer muchas de sus ciudades y lugares emblemáticos, ir varias veces a la amazonía y, por fin, conocer las increíbles Islas Galápagos. Hemos visitado Milán en la mayor feria del diseño de interior del mundo en una experiencia fantástica compartiendo aficiones.

Ha sido un año largo lejos del resto de mi familia pues desde Abril no venía a España y la verdad es que tantos meses se hicieron largos. En la distancia se echa de menos a los tuyos, a esos trozos de ti que tienes repartidos en los demás. Dicen que “extrañar” es bueno, pues ocurre cuando valoras lo que no tienes. Así que estas visitas que siempre me propuse que no fueran menos de dos al año me cargan de energía positiva y me recuerdan que soy tremendamente afortunado de estar rodeado de tantas personas magníficas tanto en España como en el Ecuador.

Creo que este año será un año de consolidación del Social Media empresarial. Es complicado que grandes empresas y empresarios entiendan y quieran cambiar aspectos básicos y tradicionales de sus modos de funcionar para dar pasos hacia la nueva zona desconocida. Son los valientes los que se atreven y tengo la impresión de que serán los más osados y dispuestos a participar en el cambio los que liderarán y catalizarán el cambio en sus respectivos sectores. Trato a diario con grandes empresarios y personas cargadas de experiencia y trayectoria, y creo que precisamente son ellos los que están en condiciones de abandonar la zona de confort que proporcionan los procesos conocidos, pues ven que los cambios que nuestra forma de comunicarnos entre nosotros gracias a estas tecnologías sólo pueden dar resultados positivos.

Lo político puede ser este año el catalizador definitivo para la adopción masiva de los medios digitales sociales en el Ecuador y el tener la suerte de encadenar dos procesos electorales en 2 años en el país creo que dará el oxígeno definitivo para que una gran parte de los ecuatorianos de el salto a lo digital en su vida. Muchos actores públicos están también haciendo un gran esfuerzo para comunicar de una forma cada vez más directa y bidireccional con su electorado y debemos aprovechar esta tendencia.

Desde aquí con la vistas nocturnas a la magnífica Madrid y con las “Arias” de Puccini sonando de fondo, espero de verdad que la fortuna que me sonríe siempre, sea contagiada a ti que me lees, que este 2014 sea tu año, a pesar de cualquier circunstancia que pretenda hacerte perder la fe en tus capacidades, o a pesar de que quieran convencerte que lo que sueñas es imposible porque “el mundo no es así”. Como dijo alguien alguna vez, la suerte es sólo la mezcla entre la preparación y la oportunidad. Tú estás preparado para hacer que el año que entra sea magnífico, así que esfuérzate, persíguelo y si necesitas algo, ya sabes: ¡por aquí estamos!

¡¡Feliz 2014!!

Foto: Playa de Pedregalejo en Málaga en pleno Invierno.

Posted on by GM in Blog Leave a comment

Add a Comment