Creando Estrategias Digitales

Enero es momento de presentación de nuevas estrategias digitales para el año, así como momento de cerrar nuevos acuerdos y contratos que en ocasiones llevan siendo trabajados desde hace meses. Encontraréis en este post un tono optimista, pues en SOASTEC hemos empezado fuerte el año y estamos más que motivados para acometer los retos que nos vienen.

En estos momentos nos encontramos trabajando en la conceptualización de varias estrategias para la comunicación online de varios clientes muy distintos entre sí y quería compartir con vosotros algo de “la metodología” que ya mencionaba en el artículo “Una nueva forma de pensar”.

Los objetivos empresariales no han cambiado fundamentalmente desde sus orígenes. Las empresas necesitan generar ingresos, cubrir gastos y obtener los beneficios que justifican sus actividades. Lo que realmente está cambiando es el cómo se han de adentrar en la vida de sus usuarios, los valores a ofrecer y las estrategias que harán de los puntos de contacto con la gente un catalizador determinante para lograr el preciado intercambio económico.

Los productos y servicios han de ser buenos. De nada nos sirve hablar de las bondades de una empresa si luego el cliente saldrá decepcionado. Incluso contraproducente me atrevería a decir, pues la expectativa a la experiencia puede ser muy superior si nuestras estrategias de marketing digital y comunicación online cumplen su objetivo. Así que un buen plan para 2014 debería empezar por un buen análisis y reforma en su caso de los procesos internos de la empresa y de una búsqueda de una utópica excelencia en todo lo que ofrezca.

Desde ahí tenemos que tener en cuenta cómo se mueve tanto el sector como la ciudadanía, absorbiendo tendencias de uso y de consumo para poder lograr una oferta, tanto real en bienes y servicios adaptados, como comunicacional, que lleve a la deducción por sí misma de que lo que ofrecemos viene a solucionar problemas y satisfacer necesidades de nuestros clientes.

Y como ya se ha comentado en reiteradas ocasiones y foros, las necesidades y exigencias de nuestro público se vuelven cada vez más ambiciosas y complejas. No basta ya con ofrecer un buen producto o servicio individual. Las empresas han de entender que forman parte de un todo, con un rol cada vez más integrado y a la vez ramificado en las sociedades de las que forman parte, y los usuarios han de percibir que las empresas están comprometidas con sus promesas de valor, con sus eslóganes, pero también con el desenvolvimiento de sus propias áreas sociales de influencia.

Aterrizar todo esto en una estrategia digital es un proceso fantástico y apasionante. El resultado será un documento y una presentación frente a nuestros clientes, que en ocasiones podrá resultar sencilla y minimalista, pero esa es mi manera de entender esto: La comunicación debe resultar simple. Los puntos han de estar unidos en línea recta sin buscar giros excesivos que sólo nos resultarán en aumento de costos y mensajes mal entendidos.

Toca investigar sector por sector, hacer balance en los clientes que nos lo permiten por su fidelidad de nuestra gestión pasada y hacer autocrítica, imaginar que cualquier cosa fuera posible y atar nuestra imaginación con los recursos e intereses del cliente y así como a las posibilidades reales del medio.

Con toda esta información ceñirnos al formato más simple de un plan de comunicación y comprobar si nuestros supuestos, investigaciones, balances, análisis y propuestas cumplen y completan este plan.

En este proceso intervenimos todos, clientes, miembros de SOASTEC, colaboradores… ¡y tú si también quieres aportarnos algo! Todas las mentes suman a la hora de crear ideas.

En las próximas semanas os contaré cómo fue y espero poder compartir algunas de las claves que espero aprueben en nuestros nuevos planes estratégicos de comunicación digital.

FOTO: Chevrolet Camaro en Quito 🙂

Posted on by GM in Blog Leave a comment

Add a Comment